Derechos de autor

Ayer llegó a mí una página de Facebook en la que se han publicado varios de mis poemas firmados con otro nombre. Utilizo esta entrada del blog como información, tanto al autor de esa página, como a cualquier persona interesada en compartir mis poemas en la red o en otros medios. Todos los poemas aquí publicados están inscritos en el Registro de la Propiedad Intelectual, por lo que, por cualquier plagio, se pueden llevar a cabo acciones legales. Una cosa es compartir un enlace (con lo que estoy encantada) y otra muy distinta es copiar, pegar y firmar con otro nombre. Pido amigablemente a esa persona, por lo que parece, lectora habitual del blog, que retire mis poemas de su página o, en su defecto, los publique con mi nombre o el nombre del blog y un enlace a éste.

Muchas gracias,

María Luisa

Anuncios

Poema de adolescencia (I) -Secretos

He encontrado este poema que escribí hace unos diez años, alrededor de los quince. Debo decir que los poemas de años anteriores a éste sí distan de ese “mundo paralelo” y de esas imágenes como el barro, la lluvia, el silencio, los pies descalzos… y son más descriptivos (puede que, en algún momento, suba algo), pero me sorprende ver que éste que os dejo no es tan distinto a lo que escribo ahora:

Pienso en los intervalos

de una canción anónima

que acompaña mis pasos.

Los secretos de un yo perdido

me buscan pidiendo ayuda

a la vez que yo los esquivo.

Corro sola bajo la lluvia.

delatándome una vez más

las huellas de mis pies

descalzos en el barro.

El silencio que parece haber,

da a este lugar

una sensación de pureza e inocencia;

ésa de la que nunca gozó.

Dos flacos perros callejeros

se unen a mi búsqueda de la nada;

verdad transparente.

Calla la canción

y aúllan los perros,

yo, de rodillas, aúllo con ellos;

ni siquiera ya me salen versos.

Jugar

Tatuado en mi piel

cada murmullo,

reconoces tus entrañas

en las letras.

Dejas pasar el tiempo,

entre silencios que se vuelven

extraños como tú y yo

siempre fuimos.

Maúllan los gatos

de los vecinos

a la espera de respuestas

por olvidar;

nos ponemos las máscaras

y, jugar a no verse las caras,

es, sin duda,

jugar.

Caminos

Te cuento… que cada camino que desaparece en la noche se convierte en un refugio para las estrellas, en un acantilado en propia tierra, en una esfera con esquinas, ahora plana; un cuadro, que se vuelve espejo y en el que veo, en mi cara el paso de los años. Suenan los vicios y rechinan los dientes en cada esquina donde alguien duerme. Escuchan, ausentes, aquellos insomnes que florecen entre agrietados salones de baile.

Escucha… que esos caminos de los que te hablo no son más que las venas por las que un día llevaste tu vida. Una carretera; un olvido. Entiende… que las mañanas pueden ser lo más duro que te ocurra durante el día, y que lo demás se queda entre los dientes.

 

Liebster Award Vol. III

Por tercera vez en este año tengo el honor de haber sido nominada al Liebster Award. Esta vez se lo agradezco a Hélène Laurent que, desde La poesía no muerde (http://lavidaenpoesia.wordpress.com/), me ha elegido. Igualmente os robo unos segundos para destacar el gran trabajo que está haciendo Hélène con la primera experiencia “La poesía no muerde”, donde está uniendo palabras, imágenes y voces de personas alrededor de todo el mundo. Os invito a visitar su blog si queréis disfrutar de su trabajo en diversos campos y de este interesante proyecto común.

Como mencioné la última vez, me limitaré a responder a las preguntas, al haber ya nombrado los blogs a los que otorgo el premio en otra ocasión. ¡Muchas gracias!

1)          La cualidad más importante que cualquier persona debería tener.

La bondad…y que esta se vea en sus ojos.

2)          La cualidad que más admiras ¿por qué?

La sinceridad. Es difícil ser sincero hoy en día, en esta sociedad en la que nos comemos los unos a los otros, ya sea por trabajo, por “popularidad” o por reconocimiento.

3)         ¿Por qué piensas que tu Blog es diferente? ¿Por qué seguirlo?

Realmente no pienso que sea diferente, pero si puedo destacar algo por lo que seguirlo, puede ser el punto de surrealismo cuasi común en casi todo lo que publico.

4)          El mayor descubrimiento que hayas hecho gracias a tu Blog es…

…que sigue habiendo gente de todas las edades que ama la poesía cuando parecía haberse olvidado o haberse quedado relegada a generaciones anteriores.

5)         Una canción que sería la banda sonora de tu vida…

…“Hey Jude” de los Beatles. Fue el himno de mi libertad y de mi exilio. Fue la canción que acompañó mis viajes y la canción que me permitió abrir el corazón.

6)         Un destino al que nunca irías y ¿por qué?

No pienso que haya lugar en la tierra que no se merezca visitarlo, por peligroso que sea o por “falta de publicidad”, pero un lugar al que nunca iría, por miedo a algún fallo y que mi cuerpo quedara orbitando eternamente, hecho cenizas, es el espacio (no por falta de curiosidad, que conste).

7)          Comparte aquí unas líneas, palabras o versos que te hayan llegado al alma:

“I never eat pasta these days, without you to dispatch most of the bowl” – del libro We need to talk about Kevin, por Lionel Shriver.

Una frase tan simple, que al mismo tiempo me desgarró un poco por dentro. La añoranza de una persona se puede reflejar en los actos más cotidianos. En el día a día puede llegar a haber miles de elementos que te recuerden a lugares, momentos, escenas… ya sea conscientemente o como parte de ese subconsciente que tanto puede llegar a influirnos.

8)          Descríbenos una imagen que no puedas borrar de tu mente y lo que despierta su recuerdo en ti.

Bajé del tren, arrastrando una maleta marrón y vistiendo una gabardina negra, guantes de cuero y un gorro de lana que se iba desprendiendo conforme caminaba. Componiéndome el gorro con una mano –y su poco tacto por el grueso del cuero-, caminé por el andén. Me paré y miré de un lado a otro. Vi una escalera que daba a la salida y decidí alargar mis pasos hasta ella. Agarrando la maleta por el asa de un extremo y, con ella, pegada a mi lado derecho, comencé a subir los escalones grises y ásperos, mirando siempre hacia abajo para no tropezar. Observé que se acercaba una persona; ya estaba próxima, por lo que, en un amago de apartarme a un lado, quedé parada en medio de la escalera. Fue entonces cuando vi, como en el más perfecto y nítido de los primeros planos, los botones de su chaqueta. Miré hacia arriba, observé los cambios en su cara después de dos años y me abrazó como si no hubiera abrazado a nadie con tanta fuerza en su vida. Sentí, como muy pocas veces había hecho, que deseaba que ese momento se repitiera una y otra vez a lo largo de mi vida para, finalmente, quedarme en él para siempre.

9)         Tienes una tarde para ti y sólo para ti, ¿Qué haces en prioridad?

Continuar leyendo el libro que haya dejado y caminar por el centro si hace frío, o escuchar música y ponerme a escribir.

10)      ¿Por qué el cielo es azul?

Las lágrimas de los humanos, al evaporarse, llegan a la atmósfera. Es allí cuando, atravesadas por unos rayos de sol, ellas deciden apreciar la belleza y reflejarla para que todas esas personas que habían llorado miren hacia arriba y vean la magia y la belleza que puede haber en lo más sencillo. A veces no hace falta buscar, sino ampliar nuestro campo de visión para sonreír.