Jugar

Tatuado en mi piel

cada murmullo,

reconoces tus entrañas

en las letras.

Dejas pasar el tiempo,

entre silencios que se vuelven

extraños como tú y yo

siempre fuimos.

Maúllan los gatos

de los vecinos

a la espera de respuestas

por olvidar;

nos ponemos las máscaras

y, jugar a no verse las caras,

es, sin duda,

jugar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s