Caminos

Te cuento… que cada camino que desaparece en la noche se convierte en un refugio para las estrellas, en un acantilado en propia tierra, en una esfera con esquinas, ahora plana; un cuadro, que se vuelve espejo y en el que veo, en mi cara el paso de los años. Suenan los vicios y rechinan los dientes en cada esquina donde alguien duerme. Escuchan, ausentes, aquellos insomnes que florecen entre agrietados salones de baile.

Escucha… que esos caminos de los que te hablo no son más que las venas por las que un día llevaste tu vida. Una carretera; un olvido. Entiende… que las mañanas pueden ser lo más duro que te ocurra durante el día, y que lo demás se queda entre los dientes.

 

2 pensamientos en “Caminos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s