The night lies (on people’s palms)

Calor despreocupado por bocas más que sedientas,

besos secos y hastiados en horas no merecidas.

Historias; construcción y creación

de una persona completa…

en la noche,

cuando todos los pies parecen

haber pisado infinitas tierras.

Es ahí cuando los deseos

se convierten o vuelven a ser

simples frustraciones.

Aparentes verdades que jamás conoceremos

y que flotarán pisándonos

nuestros talones.

Mentiras, calientes y asfixiadas

por humo de cigarros intactos,

heladas por hielo nunca servido;

derretido. Tacones

que pisan pies ajenos.

Lenguas que se abrazan

buscando el cariño nunca tenido,

ausentes y conscientes de la indiferencia

que traerá mañana;

olvidadizas, despreocupadas.

Minutos gastados en crear más carencias,

en borrar todo lo que pareció ser parte de nosotros,

bañados en la lejanía de la proximidad más extrema.

Ritmo cortante que, en saltos,

produce una sarta de ideas claras;

tan oscuras como es la noche, por excelencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s